LA GRANADA ROMÁNTICA

LA GRANADA ROMÁNTICA

Granada debe gran parte de su celebridad a los testimonios legados por los viajeros que desde antaño la admiraron.

Reconocida desde la Edad Media por su belleza y singularidad, fueron los viajeros del siglo XIX los que catapultarán a Granada como una de las más bellas y fascinantes ciudades del mundo.

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Tras la revolución industrial la sociedad europea sufre una profunda transformación a nivel social y económico.

Las ciudades crecen a un ritmo vertiginoso en detrimento del campo. Surgen así los suburbios de humildes trabajadores con su cuota de miseria y hacinamiento.

La prosperidad económica de las clases pudientes llevaba aparejada una creciente desigualdad social y un profundo desencanto que se reflejará en las artes en general y en la literatura en particular.

EL ROMANTICISMO Y LA NOSTALGIA

Es entonces cuando aparece el movimiento del romanticismo, que expresa la nostalgia por un pasado idealizado.

EL NACIONALISMO

La individualidad, la pasión y el nacionalismo se contraponen a los valores de racionalidad y pragmatismo, sin espacio para la belleza o la humanidad.

GRAND TOUR

El movimiento romántico estaba vinculado al “Grand Tour”.

El Grand tour era el itinerario por el que los vástagos de las clases aristocráticas, recorrían las ciudades europeas más significativas artísticamente -en particular Italia- para completar su educación.

SPANISH TOUR

La variante ibérica de este “Grand Tour”, el “Spanish tour” recalaba en las legendarias ciudades históricas de España.

ALHAMBRA DE GRANADA

Prestaban especial atención a las ciudades andaluzas, descollando entre ellas Granada, cuyo palacio musulmán, único en Europa, la Alhambra, nutría de leyendas, belleza, nostalgia, a los románticos.

ROMANTICISMO EN GRANADA

Granada encajaba perfectamente en las apetencias culturales de los viajeros de todo el mundo, al tiempo que excitaba la imaginación de escritores y bohemios.

LITERATURA Y GRANADA

Personalidades como Washington Irving, Richard Ford, Alejandro Dumas o Hans Christian Andersen, celebraron fascinados el encanto legendario y las bellezas de la ciudad.

WASHINGTON IRVING

Los viajeros románticos legaron sus impresiones en obras inolvidables e intemporales, como los “Cuentos de la Alhambra”, del neoyorquino Washington Irving.

Washington Irving estaba fascinado por las aventuras, el drama y las leyendas.

Durante los tres meses que vivió dentro del Palacio de la Alhambra, recopiló multitud de historias y tópicos de los singulares y exóticos habitantes, para sus “Cuentos de la Alhambra”.

Su marcha lo llenaría de nostalgia: “Dentro de unos días abandonaré la Alhambra, aunque me iré con gran pesar. Nunca tuve ni tendré morada igual”.

RICHARD FORD

Como Washington Irving, su amigo y compatriota, el escritor Richard Ford se instaló en Granada con su familia.

Se considera el “primer grafitero” de la Alhambra, por las inscripciones que hizo en la fuente del Patio de los Leones, el mirador de Lindaraja y en la Torre de Comares. “Richard Ford 1831”

Esta pésima costumbre de los románticos, obligaron a Washington Irving a tomar medidas contra el deterioro artístico. Irving inventó el libro de firmas a la entrada de los monumentos.

ALEJANDRO DUMAS

El celebérrimo autor de “El Conde de Montecristo” y “Los tres mosqueteros”, vivió en la Calle Silencio de Granada. Su relación con la ciudad, sin embargo, distó de ser la ensoñación que había imaginado.

Alejandro Dumas imaginaba España como sus tópicos: bandoleros, gitanos, majas, aventuras, amores…

Durante su viaje, negoció con un bandolero un asalto ficticio en Despeñaperros que nunca se produjo. El fraude y la miseria lo hicieron tan desconfiado que iba armado por temor a los gitanos.

No obstante definió a Granada como “Más deslumbrante que una flor, más sabrosa que la fruta de la que toma su nombre, parece una virgen tumbada al sol”. 

HANS CHRISTIAN ANDERSEN

El célebre escritor danés, visitó Granada durante las festividades de recepción a la reina Isabel II. Tanto éstas como la Alhambra y el resto de la ciudad, aparecen descritas en su obra “En España”.

GUIADAS

En nuestra visita guiada “La Granada romántica” invitamos a pasear con nosotros por el casco histórico de Granada y el entorno de la Alhambra.

Recrearemos la visita de estos viajeros que reflejaron en sus libros, el estilo de vida y las costumbres de los granadinos del siglo XIX.

LEYENDAS

Conoceremos también las abundantes leyendas y tradiciones populares asociadas a los rincones de la colina de la Alhambra.

Las divertidas anécdotas de las que estos primeros turistas fueron protagonistas en aquel tiempo y lugar.

La visita, ante todo, nos hará entender un tiempo en el que la sociedad estaba a punto de cambiar para siempre

BELLEZA

Además veremos como algunos artistas sensibles entonan un “canto del cisne”, reivindicando el lugar de la pasión, el individualismo y la búsqueda de la belleza a través de sus obras artísticas y literarias.

TÓPICOS

La visita nos servirá también para reflexionar sobre la imagen preconcebida que los viajeros foráneos tenían de nuestro país, llena de tópicos frecuentemente falsos y la realidad con la que se encontraban.

¿Quieres descubrir esta imagen totalmente desconocida de nuestra ciudad de Granada en este periodo?

No dejéis de acompañarnos en esta entretenida visita a “La Granada romántica” donde veremos nuestra ciudad a través de los ojos de estos idealistas y sensibles viajeros del siglo XIX.



Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
Powered by