SUEÑOS DEL ALBAICÍN

SUEÑOS DEL ALBAICÍN

por Rosa Terrones

Una novela ambientada en la Granada del siglo XIV.

La historia transcurre entre las dos colinas más importantes de la ciudad, el Albayzín y la Sabica separadas por el cauce del río Darro. 

Desde el abigarrado Albaicín la Alhambra sobre la Sabica, parece hermética. Se manifiesta como un mundo de lujo y misterio sólo accesible para unos pocos, hasta que el protagonista, Said Ibn Tammin, es enviado por su maestro.  

Ya en su interior mostrará su sorpresa ante la ausencia de lujos y tantas maravillas. En la Sabica, la Alhambra es como un barrio más de la ciudad. Le sorprende que la población que transita las calles reside en humildes viviendas o sean artesanos que trabajan en talleres, funcionarios o comerciantes. A lo largo de la trama nos hablará de algunos personajes, y nos contará que se está construyendo un magnífico palacio. 

Said Ibn Tammin es un muchacho que tras ser abandonado por su padre, sobrevive como tantos jóvenes vagabundos. Tras múltiples penurias es adoptado por un santón que moraba en lo alto del Albayzín.

En su visita a la Alhambra, Ibn Tammin tendrá la suerte de encontrarse con un rico alarife que le invita a su casa, le viste con ricas telas y le enseñará aspectos que él hasta entonces desconocía. 

Gracias a las fiestas que su protector organizaba conoció a personalidades cultas e importantes. Era habitual organizar eventos para facilitar el encuentro entre hombres de distintas profesiones y distinta procedencia que intercambiaban información y conocimiento sobre negocios, mercancías, cultura y sobre todo, política. En Granada eran frecuentes los eventos y las fiestas, se disfrutaba de la música, se ofrecían distintos manjares, vino y nabid.

El arquitecto, amigo de Said, era el encargado de la construcción del palacio del joven sultán Yusuf I. El rey de Granada necesitaba rodearse de consejeros y sabios que le asistieran en la corte, pero también requería de alguien, que le transmitiera el parecer del pueblo. Sólo conociendo las necesidades de los ciudadanos podía garantizarse la estabilidad. Y este hombre terminaría siendo Said. Conocía muy bien Granada y consiguió asentarse en una de las casas más famosas y más antiguas del Albayzín, la casa del Gallo del Viento.  

Gracias a esa responsabilidad, sabremos sobre los secretos de la corte, y en parte, su funcionamiento. Conocerá al mismísimo primer ministro Ridwan, quien pronto sería sustituido por Ibn Al- Yayyab y a Ibn Al-Jatib, que llegaría a ser el secretario personal del gran Yusuf. 

Mediante una extensa red de espías, principalmente cristianos o mudéjares, obtenían información de lo que acontecía en Castilla, cuyo rey era Alfonso XI. Por otro lado, estaban los que vigilaban en territorio de Meriníes y donde gobernaba Abu-l-Hasan. 

Tanto Marruecos como Castilla buscaban la forma de conquistar Granada y no paraban de intentarlo. Mediante distintas tácticas, negociaciones con ambas partes y el continuo pago de parias se iba salvando la situación. Pero ante la insistencia y la continua presión Meriní, se optó por la guerra. 

Las tropas Granadinas y las tropas marroquíes se encontraron en las colinas de Cádiz. El ejército cristiano por otro lado,  también defendiía su fé, por ello se enfrentó al enemigo y venció en la batalla del Salado. 

Cuenta que los soldados castellanos lanzaban grandes pellas de fierro con almajaneques y a su vez los musulmanes les combatían con naft, una especie de fuego líquido que se pegaba a las superficies abrasándolo todo. Finalmente las tropas de Granada y los meriníes tuvieron que salir huyendo. El sultán necesitó hablar con el rey Alfonso para firmar una tregua y esperar a mejores tiempos.

De vuelta en Granada, con la llegada del invierno, Yusuf optaría por revisar el sistema defensivo del reino, ordenando la reconstrucción de atalayas que habían sido destruidas. Y en 1348 con la llegada del verano, se inauguró la puerta de la Sharia. Hoy la conocemos como la puerta de la Justicia y días después la de Bab al Gudur. Yusuf I sería conocido como el sultán de las grandes obras. A él también le debemos la primera universidad de Granada, la Madrassa Usufiya. 

Ese mismo 1348, sería también el año en que la peste negra llegaría a Granada. En los barcos de Almuñécar y de Malaga. Dicen que el origen estaba en China donde caerían hasta trece millones de personas.

El mejor médico y el más preparado era Ibn Al Jatib. Pronto pidió examinar al primer infectado. Revisaría todos los estudios sobre medicina, ordenaría una increible política de protección. Se cerraron todas las puertas de la ciudad y el pueblo quedaría confinado durante meses. Por fin se pudo acabar con la epidemia que tantos muertos había causado. Gracias a los conocimientos de los médicos andalusíes y a los hábitos de higiene que fueron determinantes. 

Esta novela histórica acaba tras el asesinato del sultán Yusuf I. Será sustituido por su hijo de 15 años, Mohammed V. 

Palabras clave: Río Darro, Sabica, Alhambra, Albaicín, Albayzín,, Yusuf I, casa del gallo del viento, cristianos, mudéjares, Alfonso XI, Castilla, parias, la guerra, defensivo, madrassa o madrazza, la peste, epidemia.

Comentario sobre la novela de: Carolina Molina, “Sueños del Albaicín”



Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
Powered by